Como clínica especializada en dermatología y venéreas en Madrid, queremos aprovechar estas líneas para hablarte sobre las causas vinculadas a la hiperdrosis axilar.

Esta transpiración excesiva se produce de forma espontánea, sin haber sido producida por temperaturas muy altas o por situaciones de tensión física o emocional.

Respecto a la hiperhidrosis primaria, la causa no se conoce con precisión, aunque está relacionada a una hiperactividad simpática y un exceso de respuesta sudomotora.

Los pacientes que tienen esta hiperdrosis axilar son conscientes de que un estado de excitación puede agravar el cuadro. Dicha personas, al ponerse más nerviosas al percibir que han roto a transpirar, comprueban que la sudoración va en aumento a partir de entonces.

Desde nuestra clínica especializada en dermatología y venéreas en Madrid, queremos informarte de que ciertos hábitos, como algunas bebidas, el tabaco o ciertas comidas u olores, pueden hacer que incremente de forma considerable el grado de sudoración en estas personas.

En cuanto a la hiperhidrosis secundaria, queremos que sepas que lo normal es que sea generalizada y vaya acompañada de otros episodios clínicos y síntomas. Entre estos, hay que hablar de las neuropatías periféricas, las lesiones cerebrales, las intoxicaciones de mercurio, las alteraciones del funcionamiento de la médula espinal, las lesiones tumorales intratorácicas, los problemas sistémicos como el Parkinson, etc.

En cuanto a las hipersudoraciones de hasta 100 cm2, queremos decirte que pueden estar vinculadas a la presencia de nevus azul, abscesos de parótida, tumores glómicos, neuropatía diabética, paquidermoperiostosis, parotiditis…

Ven a visitarnos a la consulta del Doctor Adolfo Álvarez Ramos.