El hecho de tener verrugas genitales masculinas genera una gran cantidad de consultas hoy en día. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual producida por una infección, debida al virus del papiloma humano.

El citado virus del papiloma humano tiene distintas manifestaciones, siendo las verrugas genitales masculinas una de las más usuales. Este problema se da tanto en mujeres como en los hombres, aunque en este último caso ha tendido a pasar, por tradición, más desapercibido.

Este tipo de problema en los hombres suele traducirse en disfunción eréctil, depresión y ansiedad. Las verrugas que aparecen en esta zona del cuerpo, aunque no son consideradas como un gran problema, sí son muy molestas, ya que no son muy estéticas y además en ocasiones producen un picor intenso.

Hoy en día, hay muchas formas de acabar con las verrugas. Un ejemplo se encuentra en la crioterapia, una medida terapéutica que consiste en la utilización de frío. Otra de las opciones está en la cauterización a través de un bisturí de tipo eléctrico, así como la utilización de sustancias de uso tópico. Un ejemplo en este último caso es la podofiloxina, el interferón, e incluso el ácido tricloroacético.

Es a tener en cuenta que, pese a que el preservativo no pone fin al contagio, dado que las verrugas pueden hacer aparición sólo a través del roce, este sí produce una disminución en el riesgo de ser infectados, además de que es muy importante para evitar otro tipo de enfermedades de transmisión sexual.

Lo más importante es acudir a la consulta de un experto En Doctor Adolfo Álvarez Ramos somos especialistas en este tipo de situaciones. Así, podremos ayudarte no sólo a ponerle fin sino que se podrán descartar otro tipo de infección por transmisión de tipo sexual que cuenten con más gravedad.