Si buscas un dermatólogo en Madrid sea por el motivo que sea, te resultará interesante conocer más acerca de una enfermedad común que en los últimos años ha aumentado, la dermatitis atópica. Se trata de una alteración dermatológica que afecta a la capa más superficial de nuestra piel y que normalmente viene dada por algún tipo de reacción alérgica. A continuación, te expondremos diferentes síntomas para que te resulte más fácil identificarlo si fuera el caso, cómo prevenirla y cuándo será necesario que acudas a un especialista.

Un buen dermatólogo en Madrid te sabrá indicar que los primeros síntomas fáciles de identificar son la sequedad, tirantez, rojeces, piel escamosa y mucho picor. También es posible que observemos la aparición de ampollas que acaben supurando y nos puedan generar costras en nuestra piel, las cuales no se deben de rascar ni romper para prevenir una infección.

Por otro lado, las zonas donde esas lesiones podrán aparecer de forma más común es en las zonas corporales de flexión, es decir, codos y rodillas, aunque también es posible encontrar casos de dermatitis que se manifiesten en la cara, cuello, manos o pies.

Si presentamos cualquier de estos síntomas estaremos ante un brote de dermatitis y sería conveniente acudir a un especialista que con una mera observación externa de la piel determine la gravedad y el tratamiento.

Desde Álvarez Ramos, A. creemos importante saber identificar estos signos, pero también es vital saber cómo prevenirlos. La clave para toda dolencia de nuestra piel se encuentra en una buena hidratación, a diario aplicar crema hidratante en cara y cuerpo (si ponemos la crema en la nevera el frío aliviará el picor) es importante. Utilizar pendras de 100 % algodón que es el tejido hipoalergénico por excelencia y evitar el látex y fibras sintéticas. Por último, utilizar geles de baño con un pH neutro, que respetarán totalmente nuestra piel.