Son muchas las afecciones a las que tiene que enfrentarse de manera habitual un dermatólogo en Madrid, pero, al igual que ocurre con prácticamente todas las diferentes especialidades de la medicina, algunas de estas enfermedades son más frecuentes que otras. En el caso de la dermatología no iba a ser distinto a pesar de que la piel sea el órgano de mayor tamaño de cuantos componen el cuerpo humano y, al mismo tiempo, esté en permanente contacto con el exterior, interactuando con todo tipo de agentes parásitos, bacterias, gérmenes y otras agresiones.

Probablemente la patología que con más frecuencia provoca la atención de un dermatólogo en Madrid sea lo que con frecuencia denominamos dermatitis de contacto. Se trata de una reacción dérmica provocada por el contacto de la piel con un insecto, con una planta, o con alguna sustancia que provoca una reacción de los anticuerpos de la persona afectada dando como resultado un cierto enrojecimiento de la zona en la que se ha producido el contacto y la sensación de picor. Habitualmente es una dolencia que suele desaparecer con la misma rapidez con la que aparece.

Entre la población adolescente de uno u otro sexo, el acné es sin duda un padecimiento muy frecuente. Los condicionantes genéticos parecen ser una de las principales causas de la proliferación de  espinillas en la cara, los hombros, o la espalda, aunque no se deben descartar otros factores como los hábitos de higiene o la dieta alimenticia.

Las verrugas son otra de las causas que, aunque de menor importancia, también origina muchas visitas a la consulta del Doctor Adolfo Álvarez Ramos. Puede afectar cualquier lugar de la piel y su eliminación suele ser muy sencilla e indolora.