Como profesionales especializados en el tratamiento de enfermedades venéreas, nos gustaría hablarte en este post acerca de la balanitis, una patología caracterizada por la inflamación del glande.

Esta enfermedad provoca enrojecimiento tanto en el glande como en el prepucio. También puede causar erosiones, ampollas, manchas blanquecinas… Y, por supuesto, dolor, picor y escozor como consecuencia de la inflamación. Es frecuente, asimismo, la secreción de sustancias que desprenden mal olor. Si la inflamación llega al prepucio, se llama balanopostitis.

Normalmente, la balanitis es algo temporal que desaparece pronto si el paciente sigue un tratamiento médico. Es fundamental acudir a un especialista para que no vaya a más y derive en un cáncer invasivo que requiera cirugía.

Como clínica de referencia en el tratamiento de enfermedades venéreas, queremos explicarte que muchos pacientes con balanitis presentan también una patología de transmisión sexual relacionada con ella. En estos casos, la pareja del afectado debe someterse igualmente a tratamiento.

En cuanto al tratamiento para frenar la enfermedad, hay que señalar que depende de la causa que haya ocasionado la balanitis. Hay que hacer hincapié en la importancia de ponerse en manos de un médico especialista en este tipo de casos y someterse a pruebas para hacer un diagnóstico acertado y no confundir los síntomas de la balanitis y las infecciones de transmisión sexual.

Si quieres saber más acerca de las enfermedades en las que estamos especializados, no dudes en ponerte en contacto con la clínica del Doctor Adolfo Álvarez Ramos, profesional con una gran experiencia en este campo.