Disponer de un dermatólogo en Madrid de confianza es imprescindible para gozar de cutis y epidermis sanas. Hay que tener en cuenta que la piel es el órgano más gran de nuestro cuerpo además de ser el que está más expuesto antes la condiciones exteriores. Por ello es necesario realizar un seguimiento del estado de esta para poder dar el cuidado que necesite, así como para tratar a tiempo las patologías que pudieran presentarse. Más concretamente, hay edades en las que uno puede ser especialmente vulnerable antes determinadas enfermedades, ese es el caso de los moluscos contagiosos, los cuáles se manifiestan especialmente en los niños. A continuación hablamos más pormenorizadamente de ellos.

El molusco contagioso es un virus que se manifiesta de forma infecciosa en la piel. Es muy contagioso no sólo para otras personas, si no también para la propia persona afectada, que puede reproducir el virus al tocarlo y después tocarse otras zonas del cuerpo. Además por lo general el cuerpo del afectado no suele producir una respuesta de carácter inmunológico para defenderse del molusco.

El rango de edad más habitual en el que se presenta es entre los dos y los cuatro años, pudiendo estar presente en otras edades tempranas. Suele darse en mayor índice en aquellos lugares donde hace mucho calor, lo que ayuda a que unos niños se contagien a otros, ya que la forma de transmisión es por contacto directo con la piel. El tratamiento habitual de un dermatólogo en Madrid será la eliminación de forma tópica de la parte afectada.

Si tienes cualquier problema cutáneo, contacta con el Doctor Adolfo Álvarez Ramos, sus más de dos décadas de experiencia son la mejor garantía.