Además de acudir al especialista para tratar las verrugas genitales masculinas puedes hacerlo para abordar otras muchas patologías relacionadas. Por ejemplo, la uretritis o síndrome uretral. Ahora vemos de qué se trata, sus síntomas y las formas de combatirla.  


Se trata de una inflamación o hinchazón de la uretra, conducto por el que se elimina la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo. La causa más común es una infección bacteriana provocada por las bacterias E. coli, Gonococcus y Chlamydia trachomatis. En la consulta del Doctor Adolfo Álvarez Ramos te recordamos que también puede deberse a un problema estructural como por ejemplo el estrechamiento de la uretra. La uretritis se pueden contagiar además a través del herpes simple, la artritis reactiva o los parásitos responsables de la tricomoniasis o la clamidiasis (enfermedades de transmisión sexual). 


La uretritis puede afectar tanto al hombre como a la mujer y contagiarse es más fácil si se tienen múltiples parejas sexuales. Lo mismo pasa con las verrugas genitales masculinas. Los síntomas en los hombres son sangrado al orinar o en el semen, dolor al eyacular, secreciones en el pene, sensación de ardor al orinar, comezón y a veces fiebre. En las mujeres las señales que deben alertar son un flujo vaginal anormal, el malestar pélvico, la fiebre y los escalofríos, el dolor de estómago y los picores en la zona genital. Respecto al tratamiento, este se basa en la administración de antibióticos para acabar con la infección. Recuerda que, ante un caso de uretritis, es muy importante tratar también a la pareja del hombre afectado ya que una de las vías de contagio es la sexual.