Desde este blog sobre dermatología y venéreas en Madrid ya hemos hablado en alguna ocasión del VPH, el virus del papiloma humano. En hombres, el VPH es menos peligroso que en las mujeres, y la mayoría de las infecciones desaparecen por sí solas, pero también puede causar verrugas genitales y cáncer.

Precisamente uno de los problemas a la hora de que este virus esté tan extendido es que es a menudo asintomático. Si eres hombre puedes contraer el VPH y recuperarte sin darte cuenta, o bien puedes sufrir los síntomas años después, haciendo muy complicado saber cuándo contrajiste la infección.

Uno de los síntomas, muy frecuente en las consultas de dermatología y venéreas en Madrid, son las verrugas genitales o condilomas acuminados, sobre las que nos hemos extendido más en otras entradas del blog. Lo positivo es que los tipos de VPH que causan verrugas no son los que provocan cánceres.

Las verrugas pueden aparecer en hombres en la punta del pene, la base, el escroto o alrededor del ano, pero en unas pocas ocasiones también pueden aparecer en la garganta o en la boca, por ejemplo cuando se ha practicado sexo oral a otra persona infectada.

Las variedades más peligrosas del VPH, más conocido como el virus del papiloma, pueden causar cáncer cervical o de cuello uterino (son la abrumadora mayoría de casos de este cáncer los causados por el VPH), cáncer anal, de pene, vulva, vagina o de boca y garganta.

Si se detectan efectos del virus, como las verrugas, se pueden tratar. Es una de las especialidades de la clínica del Doctor Adolfo Álvarez Ramos, centrada en las enfermedades de la piel y de trasmisión sexual en Madrid.