A la hora de curar las verrugas genitales, primero tenemos que ir a investigar la causa. Muchas veces el origen del problema está en el conocido por el virus del papiloma humano (VPH).

Este virus tiene diversas variantes, algunas de ellas con mayor o menor riesgo. Y no todas son causantes de verrugas genitales. Hay algunos serotipos (así es como se conoce cada una de las variedades del virus) que solo te causarán verrugas en la piel, habitualmente en la región palmar, por lo que no tendrás que preocuparte por curar verrugas genitales en ese caso.

Los serotipos causantes de verrugas a nivel genital son los número 6 y 11. Las conocidas como verrugas genitales no son más que un cúmulo de células muertas ante la presencia del propio virus y los cambios celulares que este provoca. Estos virus son conocidos como de bajo riesgo, por el hecho de que, pese a lo molesto que pueden llegar a resultar, no incrementan el riesgo a padecer ningún tipo de neoplasia (cáncer) en la región genital.

En cambio, los serotipos número 16, 18 y 45 sí que son capaces de provocar una transformación en el epitelio vaginal hacia células malignas, las cuales pueden producir un cáncer en la zona genital de las mujeres infectadas. La diferencia de estos serotipos con los anteriores es que no provocan verrugas genitales, sino que lo que producen es una lesión que va atravesando diferentes fases hasta llegar a malignizar por completo.

Para prevenir la aparición de infecciones por el VPH, existen actualmente disponibles vacunas en el mercado para los serotipos más dañinos (como el 16, el 45 o el 18).

En Álvarez Ramos, A. encontrarás especialistas en el tratamiento de las verrugas genitales causadas por este virus. Contacta con nosotros para poner fin a este molesto problema.