Uno de los problemas más habituales que trata un dermatólogo privado en Madrid es el de los hongos en la piel, que pueden aparecer en casi cualquier parte del cuerpo, desde el cuero cabelludo a los dedos, pasando por la ingle o el pie, entre otras zonas.

No es una enfermedad grave, pero sí muy molesta, como bien sabe el Doctor Adolfo Álvarez Ramos. No en vano, casi siempre se manifiestan en forma de alguna irritación de la piel como granos rojos, anillo en la piel con un centro claro y borde de color rojo, zona de piel escamosa, erupciones, manchas rojizas o de otros colores, pruritos en la zona afectada y, sobre todo, picazón, que pasa por ser el síntoma más molesto de todos.

No todos los hongos son, ni mucho menos, iguales. Los hay de muchos tipos y variedades, pero quizá los más comunes que ha de tratar frecuentemente el dermatólogo privado en Madrid son la candidiasis, la tiña y el pie de atleta. La primera de las infecciones es una micosis muy común que aparece en las axilas, zona anal, alrededor de los dedos o zona genital y se presenta con lesiones o erupciones, que enrojecen la zona afectada. En cuanto a la tiña, se da en uñas, cabello y piel y el pie de atleta, ni mucho menos exclusivo de los deportistas, afecta a los dedos del pie.

Los tratamientos que ponga el dermatólogo dependerán del tipo de hongo que se trate, pero normalmente suelen ser fármacos o cremas. En cuanto a las causas, puede originarse por la sudoración excesiva, piel húmeda por tiempo prolongado, falta de higiene, contagio y, por llamativo que pueda parecer, por una alimentación inadecuada.