Las verrugas genitales masculinas son un tipo de infección de transmisión sexual (ITS) muy frecuentemente atendida por los dermatólogos.

Pero ¿en qué consisten las verrugas genitales masculinas? ¿Por qué se producen, cómo debemos prevenirlas y cómo podemos tratarlas? Sigue leyendo si quieres descubrir todas las respuestas a estas preguntas.

Este tipo de verrugas aparece en los hombres por el virus del papiloma humano (VPH), del cual existen más de 70 serotipos diferentes, algunos de ellos benignos y otros malignos (pueden ser precursores de lesiones malignas como algún tipo de cáncer). Por eso, en el momento el que detectes que tienes verrugas genitales, debes acudir a tu dermatólogo para que este avalúe la lesión de manera individualizada.

Pero ¿cuáles son los síntomas de estas verrugas? Depende de cada caso, pero lo cierto es que siempre pasa un tiempo variable desde que el contagio hasta que las verrugas se hacen visibles, incluso pueden transcurrir años. Son lesiones sobreelevadas, normalmente del mismo color que la piel o marroáceas, de una forma variable aunque no suelen ser muy grandes. Las zonas donde se encuentran habitualmente son aquellas más expuestas a traumatismos durante el coito: el frenillo, el surco balano prepucial o el glande, por ejemplo.

El tratamiento se dirige a destruir la lesión, es decir, la verruga, ya que no existe en la actualidad ningún fármaco capaz de eliminar la infección de este virus.

En la consulta del Doctor Adolfo Álvarez Ramos eliminaremos esas verrugas genitales mediante métodos físicos, como son la crioterapia (a través del nitrógeno líquido), la electrocoagulación con el bisturí eléctrico, el láser o la cirugía. También disponemos de cremas que irán deshaciendo poco a poco la verruga, como son la crema de podofilotoxina, el imiquinod al 5 % o las sinequateninas al 10 %. El dermatólogo será el encargado de decidir el mejor tratamiento para ti. ¡Confía en nuestro conocimiento y experiencia!